Democracias para las personas: Cambiar las reglas

Se ha roto la confianza en la democracia. Apenas 30% de la población mundial considera su opinión resulta relevante.

La gente quiere que sus Gobiernos reestablezcan las reglas de la economía mundial, para promover el crecimiento y una prosperidad compartida. Quieren que los Gobiernos actúen en interés de los ciudadanos. Para construir la democracia hará falta que los Gobiernos cambien su manera de planificar e informar, de manera que su enfoque garantice rendición de cuentas y transparencia, apoyándose en el respeto de la ley.

Esta campaña Nuevos Frentes enmarca una serie de demandas a los Gobiernos respecto a aquellas cuestiones sobre las que deberían rendir cuentas públicamente para medir los progresos, teniendo en cuenta otros factores aparte del PIB. Proporciona un marco respecto a los argumentos que pueden esgrimirse con las Instituciones Financieras Internacionales en cuanto a su responsabilidad para ayudar a sentar fundamentos políticos democráticos y sin aplicar condicionalidad.

El compromiso del movimiento sindical internacional con las libertades y los derechos democráticos implica que los trabajadores y trabajadoras están en primera línea frente a Gobiernos cada vez más autocráticos y la extrema derecha. Ahí donde los Gobiernos repriman los derechos de los trabajadores/as, entrará en acción la CSI. Ahí donde la explotación de los trabajadores, la denegación de la libertad sindical y la negociación colectiva formen parte del modelo empresarial, entrará en acción la CSI.