Actualización sindical sobre el proceso para establecer los indicadores de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

La misión del Grupo Interinstitucional y de Expertos sobre los indicadores de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (GIE-ODS), creado por las Naciones Unidas, es elaborar y aplicar el marco mundial de indicadores para la Agenda 2030. Su sexta reunión se celebró en Manama (Bahréin) del 11 al 14 de noviembre de 2017. La Red Sindical de Cooperación al Desarrollo ha seguido de cerca el trabajo.

Según lo que se ha convertido en la práctica habitual, el GIE-ODS se reunió a puerta cerrada con miembros del GIE-ODS únicamente (se excluyó a gobiernos que no son miembros, organismos de las Naciones Unidas, la sociedad civil, etc.) durante dos días (11-12 de noviembre de 2017) y tomó decisiones respecto de diferentes puntos del orden del día.

Tras la reunión a puerta cerrada se celebró una reunión abierta de dos días (13-14 de noviembre de 2017) durante la cual se comunicaron las decisiones a la comunidad más amplia que participa en la labor del GIE-ODS. Durante la sesión entre las partes interesadas y los gobiernos que copresiden el GIE-ODS (México y Tanzania), los grupos de la sociedad civil solicitaron que se reconsidere este formato para permitir a las partes que no son miembros del GIE-ODS hacer contribuciones reales al proceso de toma de decisiones.

Aunque surgieron algunos puntos de decisión importantes de la reunión, el orden del día general de la sexta reunión del GIE-ODS estaba orientado hacia el intercambio de mejores prácticas y el aprendizaje entre las diferentes comunidades que participarán en la supervisión de los ODS. Esto incluyó presentaciones sobre los esfuerzos para seguir desarrollando orientaciones metodológicas para ciertos indicadores, estudios de casos sobre el flujo/agregación de datos hasta el nivel mundial, y el intercambio de experiencias sobre la presentación de informes sobre la consecución de los ODS en los ámbitos nacional, regional y mundial. Todos los documentos e información general para la reunión están disponibles aquí.

Las decisiones tomadas se encontraban principalmente en el área de trabajo relativa a la clasificación por niveles. A modo de recordatorio, las clasificaciones por niveles indican la idoneidad de un indicador para ser supervisado universalmente. Los indicadores de nivel I son indicadores que tienen una metodología establecida para la recopilación de datos y para los cuales se pueden recabar datos en la mayoría de los países miembros de las Naciones Unidas. Los indicadores de nivel II son indicadores que tienen una metodología establecida para la recopilación de datos, pero que tienen lagunas de datos en los países miembros de las Naciones Unidas. Los indicadores de nivel III son indicadores sin una metodología establecida o convenida. Aunque las clasificaciones por niveles deberían ser un ejercicio puramente objetivo, los Estados Miembros han estado empleando un elemento político muy fuerte para influir en las clasificaciones. Esto es particularmente importante en lo que respecta a los indicadores de nivel III, los cuales podrían ser eliminados totalmente si no se avanza o se alcanza un acuerdo en cuanto a las metodologías.

El GIE-ODS organizó las reclasificaciones por niveles en dos grupos : los que cambian entre los niveles I y II (en cualquier dirección) y los que salen del nivel III (normalmente a petición del organismo custodio). Es negativo, aunque no excesivamente preocupante, que un número de indicadores importantes pasaran del nivel I al nivel II por cuestiones relacionadas con la cobertura de datos. En concreto, se trató de los indicadores sobre docentes (4.c.1), trabajo forzoso (8.7.1), frecuencia de accidentes mortales/no mortales en el trabajo (8.8.1) y proporción del trabajo en el PIB (10.4.1). Estos indicadores no plantean un gran riesgo y el cambio de clasificación simplemente indica que el/los organismo/s custodio/s deben instaurar las metodologías convenidas en más países. Todos los indicadores que cambiaron entre los niveles I y II se pueden encontrar aquí.

Sin embargo, es más positivo que el indicador que evalúa las libertades fundamentales (16.10.1), al cual la CSI ha contribuido en colaboración con el ACNUDH y la OIT, ha pasado del nivel III al nivel II y su puesta en marcha/aplicación puede empezar. Todas las reclasificaciones del nivel III se pueden encontrar aquí.

Las otras decisiones estaban relacionadas con tres ‘ajustes anuales’ propuestos. Cabe recordar que los ajustes no pueden cambiar fundamentalmente el espíritu de un indicador, sino que normalmente tienen como objetivo aportar una mayor precisión al indicador ya convenido, como especificar una unidad de medida o un cambio de redacción. Los ajustes para esta reunión se pueden encontrar aquí.

Como habitualmente, se compartió el plan de trabajo en curso del GIE-ODS, el cual está disponible aquí. Se debe tomar nota de algunos esfuerzos muy importantes para los próximos meses, y es posible que años, de la labor del GIE-ODS. Esto incluye :

  1. consultas sobre los planes de trabajo relacionados con el nivel III ;
  2. consultas sobre los indicadores adicionales propuestos ;
  3. empezar un examen exhaustivo de los indicadores, incluidos los ajustes y las supresiones ;
  4. continuar trabajando para mejorar la disponibilidad de datos de los indicadores de los niveles I y II ;
  5. establecer un mecanismo para debatir el desglose ;
  6. continuar el trabajo de los tres grupos de trabajo ;
  7. elaborar un documento sobre mejores prácticas para flujos de datos ;
  8. celebrar una reunión en marzo de 2018 y en el cuarto trimestre de 2018.

La CSI seguirá estando involucrada en este trabajo en diferentes niveles, desde el propio GIE-ODS a la labor que se está realizando a nivel del organismo custodio, para promover y acordar indicadores pertinentes.

Información adicional :