Túnez: No al retorno de la ‘mano roja’*

La CSI ha condenado sin paliativos el asesinato ayer de uno de los líderes de la oposición en Túnez, Chokri Belaïd, al tiempo que manifiesta su pleno apoyo a la convocatoria de huelga general lanzada por su organización afiliada en el país, la UGTT.

Entre estupefacción e ira, la reacción de la población tunecina ha sido inmediata, y miles de manifestantes invadieron las calles de la capital así como de numerosas ciudades en distintas regiones. “La situación en Túnez sigue siendo más que preocupante”, declaró Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI. “Este asesinato es un acto intolerable y se inscribe en la línea de ataques reiterados durante estos últimos meses contra dirigentes sindicales, periodistas, activistas políticos o simples ciudadanos. Cuna de la Primavera Árabe, Túnez vive hoy en día momentos difíciles y peligrosos. Elemento histórico de la revolución y eje ineludible de la transición hacia una democracia plena y la justicia social, la UGTT puede contar con el apoyo total del movimiento sindical internacional”.

Apoyando el llamamiento de la UGTT a una jornada de duelo nacional este viernes, la CSI insta además a que se haga todo lo necesario para garantizar una investigación completa a fin de encontrar y juzgar a los responsables de la muerte de Chokri Belaïd.

La CSI reitera asimismo su inquietud ante los ataques repetidos dirigidos contra la UGTT, particularmente el pasado mes de diciembre

“Estaremos muy pendientes para asegurarnos de que se respeta el compromiso contraído por las autoridades tunecinas de poner fin a la violencia antisindical y llevar ante la justicia a los culpables”, concluyó Sharan Burrow.

* haciendo referencia al nombre de la organización paramilitar responsable del asesinato del líder sindical tunecino Farhat Hached en 1952.