Turquía: más de 100 sindicalistas arrestados

La CSI ha condenado enérgicamente los ataques a gran escala perpetrados por las autoridades contra el sindicato turco del sector público.

El martes 19 de febrero la policía emitió órdenes de arresto contra 167 personas en 28 de las 81 provincias del país por su supuesta vinculación con una organización terrorista. A continuación procedieron a arrestar a más de 50 personas en Estambul y efectuaron una redada en los locales de la sede del sindicato del sector público KESK en Ankara. Más de un centenar de miembros de KESK fueron arrestados, entre los que se encontraba Akman Simsek, miembro del comité directivo. Simsek y su esposa serían posteriormente detenidos.

Además de Simsek y su esposa, la policía arrestó a una mujer que se encontraba esperando recibir tratamiento para el cáncer. Un bebé de tres meses también terminó en la cárcel, puesto que su madre y su padre fueron arrestados.

No es la primera vez que la CSI tiene que protestar por el uso indebido de las leyes antiterroristas en Turquía. “No podemos seguir tolerando el arresto, detención y encarcelamiento de sindicalistas por falsas acusaciones de terrorismo. Las autoridades turcas tienen que poner en libertad, de forma inmediata e incondicional, a todos los sindicalistas arrestados y dejar de calificarlos de terroristas. En una democracia de verdad los sindicalistas gozan del derecho a desempeñar su papel legítimo sin tener que temer ser arrestados”, expresó Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI.