Se confirma la sentencia de la líder de un sindicato de Kazajistán, y se denuncian amenazas a la familia y a representantes del sindicato

La CSI ha condenado la decisión del Tribunal Regional de Apelación del Sur de Kazajistán por la cual se confirma la sentencia impuesta a la líder sindical Larisa Kharkova, calificada de decisión política que va en contra del Estado de derecho.

Kharkova ha sido condenada a cuatro años de desplazamiento restringido y a 100 horas de trabajos forzados, prohibiéndosele además ocupar durante cinco años un cargo en ONG u organizaciones públicas.

Una serie de representantes sindicales e incluso la propia familia de Kharkova están siendo objeto de intimidaciones. El 14 de septiembre el coche de su hijo fue incendiado, y representantes de su sindicato, la Confederación de Sindicatos Independientes de la República de Kazajistán (KNPRK), han denunciado también irregularidades con sus propios vehículos y el robo de sus documentos de identidad.

La Secretaria General de la CSI Sharan Burrow ha expresado : “A la vista de esta decisión judicial injusta y políticamente motivada, se teme realmente por la seguridad de Larisa Kharkova, de su familia y de otros miembros de la KNPRK. Solicitamos al Gobierno de Kazajistán que detenga su campaña contra una organización sindical que está siendo perseguida por el mero hecho de defender los derechos de los trabajadores, y que garantice la seguridad de las personas que están sufriendo amenazas y que se han convertido en blanco de intimidaciones. Las autoridades deben anular las sentencias impuestas a Larisa Kharkova y a otros representantes de la KNPRK, respetar el derecho a la libertad sindical de todos los trabajadores y trabajadoras del país, y entablar un diálogo genuino con la KNPRK para resolver las reivindicaciones legítimas de sus miembros”.

Para leer la carta al Presidente de Kazajistán Nursultan Nazarbayev