La CSI condena las atrocidades en Somalia

La CSI ha condenado el atentado con coche bomba del pasado domingo 15 de octubre, del cual es supuestamente responsable el grupo terrorista fundamentalista Al Shabaab y en el cual perdieron la vida más de 300 personas y resultaron heridas otros cientos de personas. El camión que llevaba la bomba pasó de largo un punto de control cerca del Ministerio de Asuntos Exteriores del país en Mogadiscio y detonó cerca de un camión con combustible, lo cual aumentó el impacto de la explosión.

La Secretaria General de la CSI, Sharan Burrow, dijo : “Deseamos expresar nuestras más profundas condolencias a las personas que han perdido a seres queridos o han resultado heridas en esta atrocidad y pedimos que los autores del crimen sean llevados ante la justicia”.

El atentado con bomba del domingo es con diferencia el peor de los numerosos atentados llevados a cabo por Al Shabaab este año. Aunque se ha progresado en la eliminación de las líneas de financiación del grupo, el grupo todavía puede financiarse a través de la extorsión y la financiación del extranjero. La corrupción y la pobreza descontroladas son factores significativos que contribuyen a la capacidad de Al Shabaab de reclutar a combatientes y obtener ingresos de la extorsión. Un cuarto de la población de 14 millones de Somalia depende de la ayuda alimentaria y el país aparece en las clasificaciones como uno de los más corruptos del mundo.

La deuda externa de Somalia, que se debe a préstamos hechos a la dictadura de Said Barre hace décadas, es un obstáculo importante para la economía. El nivel de alivio de la deuda necesario debe esperar al menos dos años con el FMI y el Banco Mundial, los cuales mantienen que el Gobierno debe primero alcanzar más objetivos.

“Como en muchos otros sitios, el desempleo y la pobreza proporcionan un campo fértil para los que reclutan a terroristas y en Somalia seguirá siendo el caso mientras la economía continúe siendo un caos. El FMI y el Banco Mundial deben alejarse de las medidas paliativas y levantar el yugo de la deuda del país”, dijo Burrow.

Las oficinas de FESTU, afiliada de la CSI en Somalia, situadas a unos cientos de metros de la explosión, sufrieron daños graves y la CSI está en contacto con FESTU y la CSI-África para evaluar las necesidades inmediatas.

FESTU hizo la declaración siguiente después del atentado :

“La Federación de Sindicatos Somalíes (FESTU) está profundamente conmocionada por la horrible masacre de personas inocentes en una explosión masiva después de que un camión lleno de bombas y minas explotara ayer, sábado por la tarde (14 de octubre de 2017), en el cruce del km5 en el sur de Mogadiscio, una de las zonas más concurridas de la capital. Es la bomba más potente que jamás haya estallado en Mogadiscio.

Hemos visitado hoy el cruce del km5, así como los dos hospitales principales de Mogadiscio, el hospital Madina y el hospital Digfeer. El personal médico nos informó de que los cuerpos de 230 personas que murieron en este horrible atentado fueron trasladados a esos dos hospitales ; 130 de los fallecidos todavía no han sido identificados por sus familias y parientes porque muchos de los cuerpos estaban demasiado quemados para poder ser reconocidos. Por desgracia, es probable que el número de muertos siga aumentando.

Más de 250 personas resultaron heridas en esta explosión. Víctimas de quemaduras graves, varias en condición crítica, serán trasladadas a Estambul (Turquía) para recibir medicamentos urgentes y adecuados. Se espera que Turkish Airlines lleve cinco aviones mañana para trasladar a los heridos. Los requisitos de visado turco para las personas heridas han sido suspendidos.

La mayoría de las personas asesinadas y heridas son trabajadores de hoteles y empresas petroleras, ya que el km5 es la base de varias empresas petroleras. Las víctimas incluyen a trabajadores de la economía informal que vendían verduras frescas, leche, Khad, material de papelería y aparatos electrónicos. Las víctimas también incluyen a trabajadores del transporte y conductores. Todas estas víctimas constituyen la fuente de ingresos principal de sus hogares y traen la comida a sus familias.

La sede de FESTU se encuentra a 400 metros del lugar donde se produjo el incidente ; toda la oficina se vio dañada, las ventanas y los espejos se rompieron y la electricidad e Internet sufrieron un corte. Los dirigentes de FESTU donaron sangre hoy. Pedimos a nuestros afiliados que donaran sangre para sus compañeros que la necesitan para sobrevivir.

Expresamos nuestro apoyo a las familias afligidas y rezamos por los difuntos. Enviamos nuestras condolencias a los trabajadores que han perdido a seres queridos y a todos los somalíes que están intentando aceptar esta tragedia enorme.

Es particularmente trágico que la mayoría de las víctimas fueran trabajadores y personas jóvenes cuyas vidas han sido truncadas cruelmente por estos asesinos despiadados. Nunca puede existir una justificación razonable para el asesinato de personas inocentes.

El Presidente de Somalia, Mohamed Abdullahi Mohamed, declaró ayer por la noche tres días de luto y que la bandera somalí ondeara a media asta”.

Pour plus d’informations, prière de contacter le Service Presse de la CSI au +32 2 224 03 52 ou par e-mail : press@ituc-csi.org