Empresas, trabajadores y sociedad civil del mundo entero reclaman un alivio de la deuda de emergencia que permita a todos los países afrontar la pandemia de COVID 19

En una carta abierta publicada hoy, la Cámara de Comercio Internacional (CCI), representante institucional de más de 45 millones de empresas; la Confederación Sindical Internacional (CSI), voz global de la gente trabajadora del mundo entero, y Global Citizen, un movimiento de ciudadanos comprometidos que utilizan su voz colectiva para terminar con la extrema pobreza para 2030, han instado a los Ministros de Finanzas del G20 G20 The Group of Twenty, or G20, is a forum for international cooperation on the most important aspects of the international economic and financial agenda. It brings together 19 countries and the European Union, which together represent around 90% of global GDP, 80% of global trade and two thirds of the world’s population. a apoyarse en los esfuerzos previos y establecer un paquete verdaderamente integral en relación con la deuda soberana durante su reunión a finales de esta semana.

La carta hace referencia a una intervención anterior de la coalición global en abril en vísperas de las Reuniones de Primavera del FMI y el Banco Mundial. Apuntando a los progresos logrados desde entonces –incluyendo el reaprovisionamiento del Fondo Fiduciario para Alivio y Contención de Catástrofes y el establecimiento de la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda (DSSI, por sus siglas en inglés)– la carta reclama una extensión de la DSSI al 30 de abril de 2022 y una ampliación de sus criterios de elegibilidad para cubrir a los países de renta baja-media y media. Abogando por la expansión de la DSSI apenas tres meses después de su creación las tres organizaciones mundiales apuntan al empeoramiento de las perspectivas para la economía global, y la creciente preocupación de que la carga de la deuda pudiera comprometer los esfuerzos encaminados a contener la pandemia y mantener a flote las economías locales. La carta dice textualmente: “Cualquier plan deberá ser lo bastante audaz como para abordar los obstáculos que representa la deuda soberana en la lucha por contener la pandemia, facilitando al mismo tiempo una recuperación global donde se dé prioridad a la resiliencia de la sanidad, el trabajo decente y el crecimiento de la economía real”.

Sumando fuerzas en su llamamiento a una acción urgente y coordinada respecto a la deuda, John W.H. Denton AO, secretario general de la CCI; Sharan Burrow, secretaria general de la CSI y Michael Sheldrick, responsable principal de política y asuntos gubernamentales de Global Citizen, señalan:
“Eliminar el espectro de la deuda soberana que se cierne sobre la lucha contra la pandemia y la crisis económica representa un imperativo absoluto para empresas, trabajadores y ciudadanos del mundo entero. La inversión necesaria por parte de las mayores economías mundiales es ínfima en comparación con el costo social y económico que tendría la inacción”.

Reflejando su inquietud respecto a que la eficacia de la DSSI podría verse comprometida por la limitada participación hasta la fecha por parte de los bancos multilaterales y titulares de bonos en dichos esfuerzos, la carta destaca asimismo una serie de medidas que podría adoptar el G20 G20 The Group of Twenty, or G20, is a forum for international cooperation on the most important aspects of the international economic and financial agenda. It brings together 19 countries and the European Union, which together represent around 90% of global GDP, 80% of global trade and two thirds of the world’s population. para facilitar la participación colectiva de todos los acreedores concediendo alivio de la deuda a cualquier país necesitado como resultado de la pandemia de coronavirus.

“El alivio de la deuda resulta crucial, no sólo para los países más vulnerables, sino como parte esencial de la respuesta global a la pandemia. El mundo no puede permitirse que se repitan los errores cometidos durante la crisis financiera hace una década, cuando se consintió que los mercados monetarios y las agencias de calificación destruyesen medios de subsistencia y se fracturó la resiliencia”, indicó Sharan Burow, secretaria general de la CSI.

Leer el texto completo de la carta.