Tipo mínimo global del impuesto de sociedades: una plataforma de lanzamiento para una mayor ambición

photo: AFP

La CSI ha acogido con satisfacción el acuerdo de 136 países sobre la reforma fiscal mundial, que incluye un tipo impositivo global mínimo del 15%, sin embargo, este debe ser solo el comienzo del cambio de sistema para que las grandes empresas paguen su parte justa.

La Secretaria General de la CSI, Sharan Burrow, comentó a este respecto: "Acogemos con satisfacción este ejemplo de multilateralismo largamente esperado, pero este paso debe hacer las veces de una plataforma de lanzamiento, no un fin, para una mayor ambición cuya finalidad sea garantizar que las empresas multinacionales paguen su parte justa de impuestos.

Un tipo mínimo del 15% es demasiado bajo, ralentizará la carrera hacia el fondo del impuesto de sociedades y supondrá un duro golpe para los paraísos fiscales, pero hay demasiadas lagunas en el acuerdo. Sin embargo, ahora que la mayoría del mundo está de acuerdo en que necesitamos un tipo mínimo, debemos presionar por el tipo correcto, que como hemos demostrado con nuestros argumentos debería ser del 25%.

"Los ministros de finanzas del G20 G20 The Group of Twenty, or G20, is a forum for international cooperation on the most important aspects of the international economic and financial agenda. It brings together 19 countries and the European Union, which together represent around 90% of global GDP, 80% of global trade and two thirds of the world’s population. se reúnen esta semana, y deben mostrar la ambición que el mundo necesita y superar la tasa del 15%. Hemos dejado claro en nuestro informe por qué el mundo necesita un impuesto de sociedades justo, ahora los ministros deben hacer su parte.

"Y no nos detengamos aquí. Los Gobiernos del mundo deben llegar a un acuerdo sobre otros desafíos fiscales transfronterizos, como un impuesto sobre la riqueza excesiva de las personas más ricas del mundo y un impuesto a las transacciones financieras para que el sector haga una contribución justa a los ingresos fiscales.

"Este es el momento de crear las condiciones financieras para lograr la recuperación económica y social de la pandemia de la COVID-19, proporcionar servicios públicos de calidad, reducir la desigualdad y abordar el desempleo. Para financiar estas medidas necesitamos un impuesto de sociedades justo.

"Este es, pues, un buen comienzo, pero debemos ir más allá y las personas de todo el mundo no deberían tener que esperar hasta la próxima crisis para que todos paguen un tipo de impuestos justos y efectivo. La mayoría de los trabajadores y las trabajadoras pagan más del 15% de impuestos, ¿por qué tendrían que esperar a que las multinacionales y los súper ricos paguen su parte justa? "

Para un análisis más detallado del acuerdo fiscal, lea la respuesta de la Comisión Sindical Consultiva (TUAC) ante la OCDE aquí.