Respaldar la economía real y formalizar la economía informal son pasos necesarios para conservar empleo y reconstruir medios de vida

La ayuda para proteger el empleo y los medios de vida debe mantenerse para revertir el impacto económico y social de la crisis hasta que se haya superado la pandemia. Los estímulos económicos dirigidos a microempresas y pymes garantizarán su subsistencia, contribuirán a la conservación de empleo y a la ampliación de la protección social para incluir a los trabajadores de la economía informal. Estos trabajadores se están viendo especialmente afectados por esta crisis. Sus trabajos y medios de vida están bajo una amenaza continua y carecen de protección social a la que recurrir. Los gobiernos deben adoptar medidas concretas para la formalización de la economía informal, como la aplicación de la Recomendación 204 de la Organización Internacional del Trabajo relativa a la transición de la economía informal a la economía formal.

Para superar esta crisis es necesario ayudar a las microempresas y pymes a fin de garantizar la conservación del empleo y la formalización de la economía informal.