Nuevo informe de la CSI “Qatar: ganancias y pérdidas” – Los trabajadores pagan con sus vidas mientras las empresas obtienen miles de millones en beneficios

Un nuevo informe de la Confederación Sindical Internacional (CSI) estima que las empresas contratadas en Qatar para construir las infraestructuras de la controvertida Copa del Mundo de la FIFA en 2022 obtendrán beneficios por valor de 15.000 millones USD, empleando a cerca de 1,8 millones de trabajadores migrantes contratados en condiciones de esclavitud moderna.

El informe publicado con ocasión del Día Internacional del Migrante se muestra muy crítico hacia Qatar, por no haber introducido los cambios necesarios para garantizar el respeto de los derechos laborales, y advierte a las compañías de la construcción, hoteles, cadenas minoristas y universidades en el Reino Unido y EE.UU. sobre el costo que representa hacer negocios en un Estado esclavista.

“Todos los directores ejecutivos de las empresas que trabajan en Qatar son conscientes de que sus enormes beneficios se obtienen gracias a unos niveles salariales extremadamente bajos –salarios a menudo basados en un sistema racial discriminatorio– y que en definitiva dichas ganancias ponen en peligro la seguridad, ocasionando accidentes laborales, enfermedades y muertes inexcusables”, comentó Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI.

Utilizando nuevos datos procedentes de las propias estadísticas del Gobierno de Qatar, la CSI estima que 7.000 trabajadores habrán muerto antes de que se dé la primera patada a un balón en el Mundial de 2022.

“Qatar sigue negándose a hacer pública la tasa de mortalidad entre los trabajadores migrantes o las causas de su fallecimiento. La gran mayoría de estos trabajadores han sido empleados para la realización del monumental programa de infraestructura para la Copa del Mundo antes de la fecha límite de 2022. Analizando las estadísticas y los informes de sanidad del propio Qatar para los últimos tres años, los informes previos que hablaban de 4.000 trabajadores muertos para 2022 serían una trágica subestimación. La tasa real de mortalidad es superior a 1.000 por año, lo que significa que 7.000 trabajadores habrán muerto para 2022. En Qatar, los servicios de urgencias de los hospitales están recibiendo 2.800 pacientes por día – 20% más en 2014 que en 2013”, indicó Sharan Burrow.

Se calcula que la inversión en infraestructura para la Copa del Mundo de 2022 se eleva a 220.000 millones USD, involucrando a grandes empresas internacionales de la construcción citadas en el informe de la CSI, provenientes de Australia, Europa y EE.UU., incluyendo ACS (España), Bechtel (EE.UU.), Besix (Bélgica), Bouygues (Francia), Carillion (Reino Unido), CCC (Grecia), Ch2M Hill (EE.UU.), CIMIC (Australia), Hochtief (Alemania), Porr (Austria) y QDVC (Francia).

“Esta crisis se extiende mucho más allá de las fronteras de Qatar, implicando a compañías de todo el mundo que están beneficiándose del sistema laboral de kafala, que esclaviza a los trabajadores. En el proyecto del ostentoso Khalifa Stadium, que será la sede del Mundial, los trabajadores cobran 1,50 USD por hora.

Se calcula que más del 40% de los 250 contratistas internacionales de la construcción más importantes del mundo están participando en proyectos en Qatar.

Accionistas con inversiones en 14 bolsas distintas podrían obtener beneficios del recurso a la esclavitud moderna en base al sistema de la kafala”, señaló Sharan Burrow.

Mientras que el Gobierno continúe negándose a introducir una reforma legal, la CSI pide a las compañías:

  • Proporcionar visados de salida de forma inmediata y sin condiciones y permitir a los trabajadores cambiar de empleo;
  • Permitir a los trabajadores disponer de una voz colectiva para plantear sus preocupaciones sobre casos de abuso y para negociar con su empleador;
  • Establecer un salario mínimo vital único para todos los migrantes;
  • A falta de una inspección del trabajo efectiva por parte del Gobierno y de un tribunal laboral, garantizar una inspección del trabajo justa y efectiva, el cumplimiento de la normativa, y la resolución de conflictos en el marco de sus operaciones, incluyendo a sus subcontratistas

Desde que la CSI publicara su informe especial titulado La causa contra Qatar, en marzo de 2014, nada ha cambiado para los trabajadores en Qatar. El Gobierno no ha enmendado su legislación para que guarde conformidad con las normas internacionales del trabajo, y la tan prometida legislación laboral, que no entrará en vigor hasta al año 2017, añade una nueva capa de represión para los trabajadores migrantes.

“La legislación laboral de Qatar es nefasta para los trabajadores. Lo único que ha hecho el Gobierno es codificar la esclavitud. Los empleadores ahora pueden incluso ‘prestar’ un trabajador a otro empleador, sin el consentimiento del trabajador, durante un período de hasta un año”.

La CSI ha instado a las autoridades qataríes a tomar medidas inmediatas para:

  • Poner fin al sistema de kafala, comenzando por la eliminación del visado de salida;
  • Permitir que los trabajadores estén representados – una voz colectiva con representantes electos y comités en los lugares de trabajo;
  • Contratos de empleo por medio del empleo directo o a través de grandes empresas de contratación acreditadas;
  • Un salario mínimo nacional para todos los trabajadores y trabajadoras, y derechos de negociación colectiva;
  • Inspección del trabajo y procedimiento de presentación de reclamaciones adecuados, incluyendo a los contratistas, y un tribunal laboral independiente.

La CSI pide además a la FIFA, que hasta la fecha no ha ejercido presiones reales sobre Qatar, que sitúe los derechos de los trabajadores como una prioridad en los preparativos de la Copa del Mundo de 2022.

- FIN -

Para obtener entrevistas con Sharan Burrow, sírvanse contactar a Gemma Swart gemma.swart@ituc-csi.org +32 479 06 41 63

Leer el informe: Qatar: ganancias y pérdidas - Cálculo del coste de la esclavitud moderna en Qatar ¿Qué precio tiene la libertad?

Ver la investigación multimedia de la CSI: Qatar Expuesto