Nuevas leyes de la FIFA despojan de sus derechos a los trabajadores para la Copa del Mundo en Rusia

La CSI está respaldando a sus afiliadas rusas FNPR y KTR en su oposición a las exenciones de la legislación laboral rusa en el marco de la Copa del Mundo de 2018, que despojarían a decenas de miles de trabajadores rusos y migrantes de protecciones jurídicas básicas en materia de horas de trabajo, horas extras y su remuneración, trabajo nocturno y durante fines de semana y toda una serie de normas.

La ley, que fue aprobada este verano por la Duma rusa, se mantendría en vigor hasta finales de 2018 y permitiría efectivamente a la FIFA y a sus asociados, incluyendo empresas rusas y multinacionales, establecer unas condiciones de trabajo fuera del marco de la legislación rusa.

Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI, ha dicho: “La Copa del mundo se está haciendo famosa por la explotación de los trabajadores, en Qatar, en Brasil y ahora, con esta nueva ley sin precedentes, en Rusia. El caso de Rusia viene a contradecir la afirmación del Presidente de la FIFA, Sepp Blatter la semana pasada, cuando aseguró que “la FIFA no puede interferir con los derechos laborales de ningún país”. Los Gobiernos deberían hacer frente a los intereses comerciales que se hacen con unos beneficios enormes a raíz de la Copa del Mundo entrañando un elevado coste para los trabajadores locales y la comunidad. La propia FIFA tiene que hacerse responsable de asegurar que las personas que facilitan las instalaciones y los servicios estén protegidas, no explotadas.”

Ya han fallecido varios trabajadores de la construcción en las obras de los nuevos estadios de San Petersburgo y Kazan, y a los sindicatos rusos les preocupa que la eliminación de las protecciones de los trabajadores genere una mayor explotación y dé lugar a más muertes y lesiones. En 2012, como resultado de una auditoría organizada por el fiscal de Tatarstán, la mitad de los 50 subcontratistas de la obra de Kazan fueron penalizados por no proporcionar una formación y equipo de salud y seguridad adecuados. Según los medios de comunicación, tres trabajadores fallecieron en la construcción del estadio de San Petersburgo y varios resultaron heridos, mientras que la inspección del trabajo en Kazan ha registrado dos víctimas mortales.

En Brasil, la Presidenta Dilma Rouseff ha intervenido para vetar una disposición de la “Legislación de la Copa del Mundo” de 2014, con arreglo a la cual se habrían excluido varias disposiciones legales sobre el pago de salarios a “voluntarios”. “Un juego limpio únicamente durante los 90 minutos de un partido de fútbol no basta. La FIFA y sus Comités Locales de Organización de la Copa del Mundo deberían garantizar un juego limpio para las personas que hacen posible que este emblemático evento deportivo tenga lugar”, añadió Burrow.

For more information, please contact the ITUC Press Department on: +32 2 224 02 04 or +32 476 621 018