Nigeria: el movimiento sindical internacional pide al Gobierno encontrar una solución pacífica al conflicto

Las confederaciones sindicales Nigeria Labour Congress (NLC) y Trade Union Congress (TUC) de Nigeria se encuentran en huelga general desde hace cuatro días. Esta acción tan importante de parte de los sindicatos tiene como finalidad rechazar el alza unilateral de los precios de los combustibles, que subieron al doble sin mediar ninguna consulta con los interlocutores sociales.

La población de Nigeria, cuya inmensa mayoría vive con menos de 2 dólares al día, se unió a la protesta generalizada en el país.
El Presidente y su Gobierno, en lugar de buscar una salida pacífica a la crisis, se embarcó en una represión indiscriminada contra los huelguistas y la población. Han muerto casi dos docenas de personas y se cuentan cientos de heridos en las principales ciudades de todo el país, y no parece que la situación tenga tendencia a calmarse.

La Confederación Sindical Internacional (CSI) y sus organizaciones afiliadas, denunciamos y condenamos enérgicamente este recurso inexplicable a la violencia para resolver este conflicto. Llamamos la atención del Presidente y de su Gobierno sobre las desastrosas consecuencias que esta decisión puede acarrear para la vida de la población y la estabilidad del país.

La Confederación Sindical Internacional (CSI) y sus organizaciones afiliadas hacen un llamamiento al Gobierno de Nigeria para que ponga fin a la matanza, hostigamiento e intimidación injustificados y entable un diálogo de buena fe con las organizaciones sindicales para encontrar lo más pronto posible una solución justa y duradera a esta situación.
"Reafirmamos todo nuestro apoyo a la lucha de nuestros afiliados en Nigeria", señaló Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI. "Pedimos a nuestros afiliados de todo el mundo que expresen este mismo apoyo mediante el envío de cartas de protesta a las autoridades del país."