Metas del Fondo de Solidaridad de la CSI

La finalidad del Fondo de Solidaridad es movilizar recursos y canalizarlos de manera expeditiva y eficaz hacia organizaciones sindicales y sindicalistas que necesitan el apoyo protector y la solidaridad del movimiento internacional.

Como prioridad, los recursos del Fondo de Solidaridad se deberían destinar a:

-  Prestar asistencia a organizaciones y personas que están necesitadas o que son objeto de represión. Tal asistencia debería ser de corto plazo y destinarse a superar circunstancias específicas;
Prestar asistencia a organizaciones en campañas bien definidas y por un lapso determinado; campañas de sindicalización y otras actividades destinadas a aumentar la membresía y reforzar las capacidades y las estructuras.

- El Fondo de Solidaridad también se puede utilizar para cubrir los costos de ciertas actividades internacionales, cuando éstas repercuten directamente en la fuerza y en el desarrollo de la labor y las estructuras sindicales en el plano nacional.

- El Fondo de Solidaridad no está destinado a cubrir gastos recurrentes relacionados con el mantenimiento de oficinas permanentes o pago de salarios. Cuando el Fondo se utilice para tales fines institucionales, deberá hacerse por períodos limitados y bien determinados.
El Fondo de Solidaridad no está destinado a proporcionar ayuda humanitaria en gran escala en casos de catástrofes naturales.