Masiva manifestación en Bruselas contra los planes de austeridad europeos

Más de 100.000 sindicalistas procedentes de toda Europa tomaron ayer las calles de Bruselas para manifestar su oposición a las medidas de austeridad que, a menos que los Gobiernos cambien de dirección, tendrán consecuencias sociales y económicas desastrosas.

Acciones nacionales paralelas se desarrollaron en distintos lugares de Europa, incluyendo una huelga general en España y manifestaciones en Italia, Francia, Portugal, Lituania, Letonia, Alemania, Chipre, Serbia, Polonia, Finlandia e Irlanda. Las protestas que tuvieran lugar anteriormente en Bucarest y Praga reunieron a más de 20.000 y 40.000 personas respectivamente.

John Monks, Secretario General de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), que convocó la manifestación de Bruselas, afirmó que “El sindicalismo es una marcha imparable a favor del progreso, la igualdad y la justicia, y está decidido a edificar, a partir de las ruinas de la actual crisis, una sociedad nueva y mejor donde no se permita que aquellos que son demasiado grandes como para fracasar continúen ignorando a quienes han venido considerando demasiado pequeños como para tener importancia”.

Además de las acciones en Europa, sindicatos del mundo tienen previsto distintos eventos para demandar empleos, servicios públicos y la regulación de la banca y las finanzas, en vísperas de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, el 7 de octubre próximo.

Decenas de miles de sindicalistas estadounidenses tomarán parte en un mítin el 2 de octubre en Washington, organizado por “One Nation Working Together”, una coalición que propugna la creación, la protección y la defensa de buenos puestos de trabajo. “Durante esta recesión económica, la creación de empleos correctos y ayudar a aquellos que han perdido su trabajo constituyen cuestiones esenciales no sólo para los americanos, sino para todos los trabajadores en el mundo entero. Necesitamos una recuperación económica global que sirva para todos los trabajadores y trabajadoras”, comentó Rich Trumka, Presidente de la central estadounidense AFL-CIO, co-organizadora de la marcha en Washington, junto con docenas de organizaciones pro derechos humanos y civiles.

Más de 100 eventos han sido ya registrados en el sitio web de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, donde se siguen todas las actividades programadas por organizaciones sindicales antes y durante el 7 de octubre. Una importancia conferencia que se desarrollará en Ginebra la semana siguiente http://www.qpsconference.org/ se centrará en cómo combatir la amenaza que supone para los servicios públicos de calidad la creciente obsesión de los gobiernos a implementar medidas de austeridad sin tener en cuenta las consecuencias que pudieran tener para la cohesión social y el empleo.

“Está plenamente justificada la indignación de los trabajadores y trabajadoras, al igual que de todos aquellos que buscan un empleo, al verse obligados a pagar los costos de la crisis mientras que los banqueros, financieros y especuladores vuelven a sacar provecho de la situación, a expensas de la economía real. Se han perdido decenas de millones de puestos de trabajo, y cientos de millones de personas han quedado sumidas en la más absoluta pobreza en el mundo en desarrollo. Los Gobiernos, especialmente del G20 G20 El Grupo de los Veinte, o G20, es un foro para propiciar la cooperación internacional sobre los aspectos más importantes del programa económico y financiero internacional. Reúne a 19 países y a la Unión Europea, que en conjunto representan alrededor del 90% del PIB mundial, el 80% del comercio global y dos tercios de la población en el mundo.
, se comprometieron a regular el sector financiero, a crear empleo y a situar la economía mundial en una vía sostenible y productiva. Sin embargo, no están dando muestras de la voluntad común necesaria para alcanzar esos objetivos. Continuaremos e intensificaremos la presión hasta que lo hagan” manifestó la Secretaria General de la CSI, Sharan Burrow.