Los Gobiernos deben apoyar un tratado vinculante de la ONU sobre empresas y derechos humanos

La CSI pide a los Gobiernos que apoyen un Tratado Vinculante de las Naciones Unidas sobre empresas y derechos humanos, que está siendo negociado en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Un “Borrador Cero” constituirá la base para la próxima ronda de negociaciones sobre dicho tratado, que dará comienzo el 15 de octubre en Ginebra.

Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI, comentó: “El mundo está reclamando que las empresas multinacionales se hagan responsables de sus operaciones internacionales, para poner término a los abusos y las violaciones de los derechos de los trabajadores y otros derechos humanos en las cadenas mundiales de suministro. Actualmente, las compañías pueden burlar el derecho internacional a su antojo fuera del país donde tengan su sede, y los trabajadores están pagando por ello un alto precio, con salarios de miseria, condiciones de trabajo opresivas, jornadas laborales inaceptablemente largas y muertes, lesiones y enfermedades ocasionadas por el trabajo. Este tratado tendría que colmar la enorme laguna legal existente, que permite a las empresas eludir la legislación laboral y el respeto de los derechos humanos”.

El borrador cero incluye disposiciones esenciales, que representarían un enorme avance para asegurar la rendición de cuentas por parte de las empresas a lo largo de las cadenas mundiales de suministro:

-  el requisito de que las empresas adopten y apliquen políticas y procedimientos de diligencia debida en materia de derechos humanos;

-  un fuerte énfasis en el acceso a un recurso judicial efectivo para las víctimas de violaciones de los derechos humanos;

-  una base legal para aplicar la “jurisdicción extraterritorial de la compañía matriz”, lo que permitiría a los trabajadores recurrir a la justicia en el país donde la multinacional tenga su sede; y

-  asistencia legal mutua y cooperación internacional entre los Estados en casos transnacionales.

La CSI ha pedido además que se introduzcan mejoras al borrador, incluyendo:

-  reafirmar el deber de las empresas de respetar los derechos humanos en todas sus operaciones;

-  reconocimiento explícito de la primacía de los derechos humanos sobre los acuerdos comerciales y de inversión;

-  alineación de las disposiciones sobre diligencia debida con los Principios Rectores de la ONU sobre las empresas y los derechos humanos; y

-  creación de un mecanismo internacional firme para garantizar el cumplimiento, que vaya más lejos de los marcos establecidos hasta la fecha para el Tratado.

La CSI quiere además que se elimine el lenguaje ambiguo del borrador, y que se limite en el tratado el uso de forum non conveniens, una doctrina jurídica que las empresas han venido utilizando para que las demandas presentadas en su contra sean tratadas en países donde el sistema judicial es más débil.

“Los Gobiernos del G20 y en otros foros han venido reclamando que se ponga fin al desmantelamiento de las normas de la OIT como un recurso para adquirir una ventaja competitiva en los mercados globales. Ya es hora de que esas palabras se traduzcan en acción, adoptando un Tratado Vinculante de la ONU”, declaró Burrow.

Para consultar el documento con la posición de la CSI/Federaciones Sindicales Internacionales con vistas a las negociaciones.

For more information, please contact the ITUC Press Department on +32 2 224 02 53 or mail to: press@ituc-csi.org