Irán : se insta a la FIFA a que haga cumplir la política de derechos humanos y de no discriminación

La Confederación Sindical Internacional (CSI), junto con varias organizaciones sindicales y de la sociedad civil, está instando a la FIFA a que garantice el pleno respeto de su política de derechos humanos y que Irán deje de prohibir a las mujeres asistir a los partidos de fútbol masculinos.

La CSI y la Internacional de Trabajadores de la Construcción y la Madera BWI, Human Rights Watch, el Centre for Human Rights in Iran y Football Supporters Europe han lanzado una petición en línea solicitando que la FIFA respete su política de derechos humanos así como sus estatutos, que prohíben la discriminación.

“Los trabajadores que construyen los estadios y dan vida a los acontecimientos deportivos mundiales son las personas cuyos derechos humanos y sindicales se están viendo amenazados por estos acontecimientos, y los aficionados que van a los partidos dependen todos ellos de las promesas que las federaciones deportivas internacionales están haciendo para proteger sus derechos. La prohibición de Irán contra las mujeres espectadoras constituye una flagrante violación de la normativa de la FIFA en materia de no discriminación, y socava gravemente la protección que su política de derechos humanos debería garantizar”, señala Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI.

Pese a años de vagas promesas, las autoridades iraníes no han eliminado la prohibición contra las mujeres. El 1 de marzo de este año, 35 mujeres fueron arrestadas a las puertas del Estadio Azadi de Teherán cuando intentaban acceder al mismo para sumarse a un público de 95.000 hombres, entre los que se encontraba el Presidente de la FIFA, Gianni Infantino. La promesa de acabar con la prohibición de mujeres en recintos deportivos que el Presidente Hassan Rouhani le hizo a Infantino, todavía no se ha cumplido.

“Irán tiene un historial espantoso en materia de derechos humanos, por abusos de los derechos laborales, discriminación contra las mujeres, violaciones de la libertad de expresión y falta de libertad sindical, y el Índice Global de los Derechos de la CSI clasifica al país en la categoría 5 - “derechos no garantizados”. Los trabajadores implicados en actividades de sindicatos independientes se enfrentan a una fuerte represión, pudiendo incluso ser encarcelados por acusaciones falsas. Desde principios de año, decenas de mujeres iraníes que han protestado contra las normas obligatorias en cuanto a la manera de vestir, han sido arrestadas y se enfrentan a graves acusaciones. El equipo de Irán competirá en el Mundial de Fútbol masculino de Rusia en tan solo unas semanas, por lo que la FIFA tiene que adoptar de inmediato una actitud firme y rechazar toda manifestación de represión y discriminación”, concluye Burrow.

Tenemos que decirle a la FIFA, antes de la ceremonia de inauguración de la Copa del Mundo, que Irán debe respetar las reglas y dejar de prohibir la entrada de mujeres a los estadios. ¡Firmen la petición en apoyo a todas las mujeres iraníes aficionadas al fútbol !

Para más información, lean el artículo completo de Equal Times.

Pour de plus amples informations, veuillez contacter le département de la presse de la CSI au +32 2 224 03 52 ou par courriel au press@ituc-csi.org