Intervención sindical durante el debate general final

Riccardo Sanna, de la Confederación general italiana de trabajadores, pronunció un discurso en nombre del Grupo principal de trabajadores y sindicatos durante el debate final del Foro Político de Alto Nivel 2017. El texto de la declaración está disponible abajo.

La intervención empieza a la 1:18:50

“Gracias, Presidente.

Excelencias, señoras y señores :

Me llamo Riccardo Sanna, de la Confederación general italiana de trabajadores, y hablo en nombre del Grupo principal de trabajadores y sindicatos.

Los ODS son una cuestión sindical. El trabajo decente es un motor del desarrollo sostenible. Proporciona un medio de vida para los trabajadores y sus familias, reduce las desigualdades, empodera a las mujeres y reduce las disparidades salariales, y garantiza la aplicación de las normas fundamentales del trabajo.

La erradicación de la pobreza exige que las personas tengan acceso a medios de vida decentes, remunerados de forma justa con salarios vitales para ayudar a acabar con la pobreza de los trabajadores. Asimismo, requiere sistemas y pisos de protección social que apoyen la inclusión a través de un apoyo a los ingresos adecuado y servicios públicos de calidad.

Lograr la igualdad de género exige medidas concertadas para transformar los mercados de trabajo para el trabajo remunerado y no remunerado de las mujeres y reducir la brecha salarial de género. La consecución de la igualdad de género requiere medidas para conciliar el trabajo y la vida familiar, en particular mediante la inversión en servicios de cuidados.

Lograr vidas saludables y productivas implica que las personas disfrutan de medios de vida decentes y condiciones de trabajo seguras y acceso universal a la atención de salud de calidad. La salud y la seguridad en el trabajo son clave y los Gobiernos tienen el deber de garantizarlas y las empresas la obligación de ofrecerlas.

Lograr una industrialización sostenible exige una transformación masiva del funcionamiento de las economías y las industrias. La transición justa para los trabajadores es un elemento esencial de esta transformación, cuyo objetivo es establecer los objetivos adecuados en materia de políticas en los pilares ambientales, sociales y económicos y obtener el apoyo financiero público y las inversiones para lograr un futuro sin emisiones de carbono ni pobreza.

Los ODS son una agenda universal, que obliga también a mi país, Italia, donde, como en muchos países desarrollados, se deben abordar diferentes dimensiones de la precariedad laboral, en particular para los jóvenes, las mujeres, los migrantes y los trabajadores informales.

Los ODS se lograrán mejor en colaboración con los sindicatos en el nivel nacional, regional y mundial, involucrándonos plenamente en la consulta sobre los ODS con los Gobiernos, así como a través del diálogo social entre los trabajadores y los empleadores.

La participación sindical en los ODS es beneficiosa para los trabajadores y para el interés general. La protección social ofrece redes de seguridad para todos. La libertad sindical es una condición previa para que la sociedad civil florezca y sea un agente de la gobernanza. La negociación colectiva y los derechos de los trabajadores contribuyen a alcanzar la prosperidad sostenible.

Los sindicatos contribuyen a la aplicación de los ODS y están dispuestos a trabajar en colaboración con las Naciones Unidas y sus Estados Miembros para lograr un desarrollo incluyente y sostenible con trabajo decente para no dejar a nadie atrás.

Gracias”.

Más información :