Georgia : injerencia gubernamental en asuntos sindicales

La CSI condena enérgicamente la campaña de difamación por motivos políticos entablada contra la central sindical del país, la Georgian Trade Union Confederation (GTUC), y su Presidente Irakli Petriashvili, por parte de importantes personalidades políticas, incluyendo parlamentarios afines al Gobierno georgiano.

La campaña, que ha incluido ataques en los principales medios de comunicación y en los diversos medios sociales, se produjo tras el firme apoyo prestado por la GTUC, afiliada de la CSI, a las protestas de los trabajadores ferroviarios que tuvieron lugar el 24 de agosto a causa de un conflicto laboral.

A este respecto, Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI, comentó : “La GTUC, bajo el liderazgo de Irakli Petriashvili, siempre ha defendido los derechos de los trabajadores y de las trabajadoras en Georgia, independientemente de la tendencia política que se encuentre en el poder. Y asume este compromiso a nivel internacional en tanto que Presidente del Consejo Regional Paneuropeo de la CSI desde diciembre de 2015”.

La CSI considera que la campaña difundida en contra de la GTUC es una señal preocupante de la injerencia del Gobierno en los asuntos sindicales en vista del próximo Congreso de la GTUC. Los activistas y delegados sindicales señalan desde hace varios meses que los funcionarios del partido gobernante están ejerciendo presión sobre ellos y sobre las estructuras sindicales locales para socavar el liderazgo de la GTUC.

“Deploramos cualquier tipo de injerencia en los procesos democráticos de la GTUC por parte del Gobierno o de responsables políticos, lo que constituiría una clara violación de las normas de la OIT. Dada la gravedad del asunto, no dudaremos en someterlo a la OIT, la Unión Europea, el Consejo de Europa y otras instancias pertinentes”, concluyó Burrow.