El desmantelamiento del apoyo a la sociedad civil en España - nuevo informe del Instituto Paz y Solidaridad

El Instituto Paz y Solidaridad de la Fundación Primero de Mayo ha realizado un estudio sobre las diferentes convocatorias de la AECID, en el que se analizan las organizaciones que han recibido los fondos y los sectores a los que se han aplicado ; asimismo plantea una serie de pistas para mejorar los instrumentos de apoyo de la cooperación española a las organizaciones de la sociedad civil, y dotar de mayor transparencia, eficacia y complementariedad los recursos asignados desde la cooperación española a las organizaciones no gubernamentales.

El desmantelamiento del apoyo a la sociedad civil - Pistas para la integración del conjunto de actores que componen la sociedad civil en los instrumentos de apoyo de la Cooperación Española y para su actualización. Informe disponible aquí.

Alcance y justificación del Informe.

El último Informe “Aid Watch 2016” recientemente publicado por CONCORD arroja unos datos alarmantes sobre la evolución de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) europeo, y en particular sobre la española. España se encuentra en una situación de fragilidad frente al desafío de la implementación efectiva de la nueva Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

A la luz de esta situación desde el Instituto Paz y Solidaridad de la Fundación 1º de Mayo de CCOO, se ha creído oportuno contribuir al debate con un análisis de datos y tendencias experimentados en la financiación de la cooperación española a la sociedad civil, y una serie de propuestas, para lograr una mayor previsibilidad y acierto tanto en los instrumentos como en los fondos, que mejoren la capacidad de incidencia de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) en la Cooperación Española (CE).

Cooperación Española y cooperación sindical.

La Cooperación sindical ha estado integrada como uno más de los ámbitos en los que la CE ha desarrollado su trabajo desde los inicios de la articulación del sistema. Las organizaciones sindicales tienen una participación clave en los aspectos de gobernanza en los países en desarrollo, y es necesario garantizar la institucionalización de esa participación, como reivindica el documento de la Red Sindical de Cooperación al Desarrollo de la Confederación Sindical Internacional Trabajo decente y diálogo social para no dejar a nadie atrás. Posición sindical respecto de la revisión del Consenso Europeo sobre Desarrollo (Septiembre 2016).

La Cooperación sindical tiene como fin fortalecer a los sindicatos en su papel de agentes de desarrollo, para avanzar hacia sociedades más justas y equitativas. La solidaridad y los derechos son los ejes de la identidad de Paz y Solidaridad, creada para cooperar en el desarrollo económico y social de los pueblos, en la promoción de los derechos humanos y en la lucha contra la pobreza, para fortalecer el sindicalismo de clase y democrático, así como para sensibilizar a los trabajadores y trabajadoras españolas acerca de los problemas económicos, sociales y laborales del mundo e implicarles en acciones de cooperación internacional. Paz y Solidaridad lleva más de 20 años trabajando en cooperación internacional abarcando un amplio abanico de países del continente africano, asiático y americano.

Entre los distintos instrumentos de financiación de la CE a las OSC, se encuentran los “Convenios”, cuyo fin en la normativa queda determinado así : “responderán a estrategias a más largo plazo y de mayor impacto”. Tras años de existencia se han constatado una serie de desviaciones, como la excesiva imposición de rigurosos controles en la gestión de las subvenciones a las OSC, lo que ha llegado a provocar la pérdida de socios locales ; o las grandes disfunciones creadas entre las organizaciones españolas por los importantes desequilibrios en su financiación.

Tendencias en la evolución de fondos y sectores.

Desde que se implementaron los convenios, en 2006, los fondos asignados ascienden a un total de 1.120.348.487 euros, distribuidos en 4 convocatorias, aunque no de una manera uniforme. A lo largo de las mismas, sólo en el 2007 se dedicaron recursos a la cooperación sindical, con unos fondos de 25 millones de euros (10% de los fondos de esa convocatoria) distribuidos entra las diferentes organizaciones sindicales españolas.

En cuanto a los sectores apoyados por la CE a lo largo de estos años, se aprecia que el sector de Servicios Sociales Básicos ha crecido mucho más que los demás. El caso contrario se manifiesta en los sectores de Gobernanza, Desarrollo Económico, Género, Desarrollo Sostenible y Cultural y Educación para el Desarrollo (EPD), cuyo peso se ha ido reduciendo progresivamente.

Es necesario señalar que las OSC de ámbito nacional y laicas, entre ellas las organizaciones sindicales, desarrollan actuaciones en los sectores de Gobernanza, Desarrollo Económico, Servicios Sociales Básicos y Género. Se apuesta así por trabajar con intervenciones de mayor duración y adaptabilidad, aquellos sectores que implican procesos de cambio, de construcción de ciudadanía, de sensibilización. También son las OSC nacionales y laicas las que apuestan por iniciativas en Educación para el Desarrollo, que persigue la construcción de una ciudadanía responsable, consciente y solidaria entre la población española. De esta manera, la reducción drástica de los fondos en cooperación al desarrollo en España ha afectado principalmente al tejido local. La amplia experiencia acumulada en los sectores de Gobernanza, Desarrollo Económico, Género y EPD, se había convertido en una de las señas de identidad más apreciables y reconocidas de la CE.

Ante esta situación, se hace necesario un debate que los decisores políticos deberían de tener en cuenta si la CE quiere alinearse realmente con la nueva Agenda 2030 de desarrollo.

Recomendaciones

En el último Examen entre pares de España del CAD (Comité de Ayuda al desarrollo) de la OCDE, se recogían una serie de recomendaciones, entre las que se quiere destacar :

  • “España debería simplificar sus exigencias de seguimiento informativo respecto a las ONGD, aunque incluyendo informes de resultados, para reducir los costes de transacción y encontrar un equilibrio entre responsabilidad y aprendizaje” (página 5).
  • “Los recortes han impedido publicar determinadas convocatorias ya planeadas, lo que ha desequilibrado la complementariedad de los instrumentos de financiación, la han hecho impredecible, y han afectado negativamente a la capacidad de planificación de las organizaciones de la sociedad civil” (páginas 45-46).

Entre las pistas que señala el informe destaca la propuesta de integrar en un único fondo las convocatorias que se destinan a partidos políticos y otro tipo de organizaciones para la realización de actividades de cooperación internacional al desarrollo facilitando, de esta manera, la complementariedad, alineamiento de las diferentes actuaciones y potenciando la transparencia y la eficacia de las diferentes organizaciones receptoras de fondos públicos.