Dinamarca modifica su planteamiento para la cooperación al desarrollo

El Gobierno danés está cambiando sus modalidades en el ámbito de la cooperación al desarrollo que abarcan las ONG. Las prioridades estarán más estrechamente vinculadas a objetivos políticos.

Por Jacob Rosdahl, LO/FTF Council

A partir del año fiscal 2018, el Gobierno danés tiene previsto modificar las modalidades de una buena parte de la ayuda financiada por el Estado y de la cooperación al desarrollo que llevan a cabo las organizaciones de la sociedad civil (OSC) y ONG danesas, modalidades que pasarán de constituir un sistema marco a convertirse en un sistema estratégicamente alineado con los objetivos políticos actuales.

Los fondos administrados por las ONG ascienden a cerca de 135 millones de euros al año. Los cambios repercutirán en el número de ONG de la cooperación al desarrollo que reúnen los requisitos para participar en acuerdos de financiación pública de 4 años, y también se van a modificar los criterios para proyectos y programas de cooperación al desarrollo. Otro cambio importante será la introducción de un proceso de contratación pública para la asignación de fondos. En el futuro, las organizaciones tendrán que competir para conseguir financiación pública.

Las nuevas modalidades reflejan el deseo del Gobierno de convertir los actuales Acuerdos Marco de cuatro años en Acuerdos de Asociación Estratégica (AAE). Hasta ahora, se había permitido a las ONG establecer enfoques de desarrollo a largo plazo que eran en cierta medida individuales e independientes. La actual transición a los AAE implica que los programas y enfoques de desarrollo para cada ONG van a estar más estrechamente vinculados a las prioridades del Gobierno danés.

Se cuestiona el planteamiento basado en procesos a largo plazo

Mads Bugge Madsen, Director de LO/FTF Council, la organización de cooperación al desarrollo del movimiento sindical danés, afirma que el cambio de modalidades podría suponer la eliminación del enfoque basado en procesos a largo plazo en el ámbito de la cooperación al desarrollo :
“Las ONG tendrán que solicitar financiación cada cuatro años, lo que significa que las organizaciones que mejor traten de aplicar las estrategias y prioridades de desarrollo del Gobierno serán las que salgan ganando. Esto es algo que no sólo cuestiona los enfoques de desarrollo a largo plazo, sino el propio concepto de sociedad civil”, afirma.

Actualmente hay 17 ONG adscritas a Acuerdos Marco financiadas por el presupuesto del Estado danés, entre las cuales figura LO/FTF Council, así como Cruz Roja, CARE, Save the Children, Oxfam, ActionAid, DanChurchAid, Danish Refugee Council, etc.

Centrarse en los intereses daneses

La opinión pública considera que las intenciones del actual Gobierno de derechas de Dinamarca para tratar de implantar este cambio tienen doble rasero. Por una parte, el Gobierno quiere reducir el número de AAE frente al de los antiguos Acuerdos Marco. Pero, por otra, quiere amoldar la financiación a la estrategia de cooperación al desarrollo recientemente aprobada y a las prioridades de Dinamarca, con el fin de poder ajustarse rápidamente a los problemas y crisis mundiales, como es por ejemplo la migración y la crisis de los refugiados.

Las cuatro nuevas prioridades transversales son : la reducción de la pobreza, los intereses en materia de seguridad nacional danesa, los intereses empresariales daneses y la migración. Al mismo tiempo, el número de países pobres que reúnen los requisitos para recibir ayuda danesa está disminuyendo, y se está dando más importancia a las economías de transición y a los mercados emergentes.

“Esto demuestra un mayor interés en el crecimiento económico y el empleo. Pero, a la vez, también demuestra un menor interés en la reducción de la pobreza, aunque se diga lo contrario. Los términos clave son los intereses daneses. Por lo general, las prioridades abordan el crecimiento económico y el empleo en el sector de la economía formal, pero dejan mucho que desear en lo que respecta al sector de la economía informal. Lo que también me preocupa es que una definición ambigua y limitada del crecimiento económico y el empleo pueda terminar excluyendo a todo el sector público”, dice Mads Bugge Madsen.

Modalidades para cuestiones del mercado laboral

El nuevo sistema consta de tres modalidades : la modalidad de la contratación pública de la ayuda para el desarrollo administrada por ONG ; la modalidad prevista para las OSC secundarias ; y la tercera es una modalidad diseñada para cuestiones relacionadas con el empleo, el crecimiento económico y el mercado de trabajo. Esta última será la más apropiada para LO/FTF Council y otros actores del mercado de trabajo de los cuales se tratará de obtener financiación.

En su conjunto, tanto el diseño como el proceso de adjudicación del cambio de modalidades siguen siendo ambiguos, y la comunicación por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores ha sido más bien escasa. No obstante, el proceso de aplicación se habrá finalizado probablemente en torno al mes de junio, puesto que este es el plazo establecido para la propuesta de la Ley de Finanzas de 2018.