Cathy Feingold
Presidenta Adjunta

Cathy Feingold es una destacada defensora de los derechos de los trabajadores a escala mundial. En tanto que directora del Departamento Internacional de la AFL-CIO, Feingold es una comprometida y ardiente defensora, activista estratégica y experta en política. Cuenta con más de 20 años de experiencia mundial respecto a cuestiones relativas a los derechos humanos y de los trabajadores, centrándose en cuestiones sindicales, derechos de la mujer y justicia económica global. Su trabajo tanto en foros globales como a nivel de la base reflejan su compromiso a reforzar la voz de los trabajadores y trabajadoras en los debates mundiales sobre política.

Anteriormente Feingold dirigió la labor del Centro de Solidaridad de la AFL-CIO en la República Dominicana y Haití, donde colaboró con miembros del sindicato local para desarrollar campañas innovadoras destinadas a mejorar las condiciones de trabajo de los trabajadores locales, migrantes y de la economía informal. Ese trabajo desembocaría en un creciente número de trabajadores/as del hogar afiliados al movimiento sindical dominicano. En Haití desarrolló programas de capacitación en derecho y contribuyó a publicar el primer extracto de la legislación laboral haitiana en lengua creole, accesible a los trabajadores/as. Lideró la respuesta humanitaria de la organización frente al terremoto que asoló Haití en enero de 2010.

Su experiencia profesional incluye su labor en el movimiento sindical, tanto en grandes organizaciones internacionales como en pequeñas ONG locales y una fundación. Ha escrito sobre el impacto de las políticas económicas sobre las vendedoras en el mercado en Nigeria, y siendo becaria Fullbright en Nicaragua llevó a cabo una investigación sobre el impacto de las políticas de ajuste estructural sobre las mujeres trabajadoras. Continúa siendo una firme defensor de la equidad de género y respecto a temas que afectan a las mujeres trabajadoras.

Feingold posee una licenciatura del Pitzer College y un M.P.A. de la Universidad de Columbia. Reside en Maryland y, cuando no está abogando por los derechos de los trabajadores o viajando, disfruta dando largos paseos con su familia.

Fue elegida Presidenta Adjunto de la CSI en diciembre de 2018.