El diálogo social en la era de los ODS : debate temático sobre la formalización del trabajo informal en la OCDE

Los sindicatos y la OIT organizaron conjuntamente un debate temático sobre el papel del diálogo social en la formalización de la economía informal. El debate se celebró en la sede de la OCDE (París) el 19 de marzo de 2018 y reunió a sindicalistas de todo el mundo, así como a representantes de la OIT, la OCDE y gobiernos nacionales.

Trade Union-DAC Forum

En muchos países en desarrollo, la economía informal emplea a la mayoría de los trabajadores. Se caracteriza por la gran vulnerabilidad de los trabajadores a condiciones de explotación y el bajo nivel de acceso a la protección social, lo cual reduce la productividad y dificulta la movilización de recursos nacionales. El proceso de formalización es fundamental para abordar estos problemas y lograr los ODS. La economía formal no está aislada de contextos de informalidad. Además de ejercer una presión a la baja en las condiciones de trabajo, la informalidad forma parte integrante de las cadenas mundiales de suministro, en las cuales entra a través de prácticas de subcontratación no controlada. El debate, organizado antes del Foro sindicatos-CAD, ofreció una plataforma de intercambio entre los sindicatos y los actores institucionales con miras a coordinar un enfoque para abordar estos problemas.

En la primera sesión, moderada por Caroline O’Reilly (Unidad de Diálogo Social y Tripartismo de la OIT), se examinó el impacto del diálogo social en el proceso de formalización. Los sindicatos representados presentaron las conclusiones de un nuevo estudio realizado en Argentina, Costa Rica y las Filipinas. Estos ejemplos destacaron el interés común de los trabajadores, empleadores y gobiernos en abordar conjuntamente los problemas de la economía informal y proporcionaron información sobre cómo se puede conseguir mediante el diálogo social. En general, se mostró que el diálogo social en estos países contribuye a la extensión de la protección social, los derechos de los trabajadores y el reconocimiento institucional de los trabajadores de la economía informal, los cuales son elementos importantes del proceso de formalización. Asimismo, se identificaron las disposiciones necesarias para un diálogo social eficaz en torno a esta cuestión. Se consideró que la integración de la representación del sector informal en estos espacios es clave y que plantea una serie de requisitos. Por un lado, el diálogo social debe ser integrador y significativo como proceso de toma de decisiones y, por otro lado, se debe seguir desarrollando la capacidad de los sindicatos de organizar en la economía informal.

La segunda sesión se centró en ampliar la colaboración con los interlocutores sociales y contó con las intervenciones de Mario Pezzini (Director del Centro de Desarrollo de la OCDE), Garance Pineau (Ministra de Trabajo, Francia), Claudia Serrano (Representación permanente de Chile ante la OCDE) y Stefano Signore (DG DEVCO, Comisión Europea). Pezzini planteó la cuestión de la diversidad de actores en la economía informal, incluida la característica específica de que una gran proporción de los trabajadores de la economía informal trabaja por cuenta propia. En este sentido, Signore identificó tres formas de apoyar el diálogo social para el proceso de formalización, a saber : apoyar la libertad sindical, desarrollar la capacidad de los interlocutores sociales de organizar en la economía informal y fortalecer su capacidad de representación en la mesa de toma de decisiones. Centrándose en la adhesión reciente de Francia a la Iniciativa Global, la intervención de Pineau puso de relieve la importancia del diálogo social en el plano internacional, en particular para impulsar nuevos acuerdos marco globales. Serrano reiteró la importancia de esta función a nivel nacional en su intervención, en la cual expuso los beneficios del diálogo social para las condiciones de trabajo.

Más información :