UIT rechaza la propuesta de entablar un debate abierto sobre los planes para regular Internet

La Confederación Sindical Internacional (CSI) se ha reunido hoy con el Dr. Hamadoun Touré, director de la Unión Internacional de Telecomunicaciones de las Naciones Unidas, para solicitarle que no se incluyan las propuestas para la regulación de Internet en el orden del día de la Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales (CMTI-12) que se celebrará en Dubai en diciembre.

La Secretaria General de la CSI Sharan Burrow señaló que Internet siempre ha sido administrado con un enfoque de múltiples partes interesadas, pero que los cambios propuestos debilitarían radicalmente ese modelo y alterarían gravemente la gobernanza de Internet.

"Este es un proceso que la ONU no debe avalar como legítimo cuando los Gobiernos, y en particular los ministerios de telecomunicaciones, solamente están negociando de acuerdo a favor de sus propios intereses, en un foro que carece de una participación adecuada de la sociedad civil. Nos oponemos firmemente a unos planes que incrementarían los costos, reducirían la expansión de Internet y aumentarían la censura de la red a expensas de los derechos humanos.

“El día de hoy presentamos una propuesta a la UIT para que no se incluyan propuestas perjudiciales en el debate en Dubai, y participe en un proceso amplio, abierto y de múltiples partes interesadas que reuniría a todos los Gobiernos, la sociedad civil y los intereses de las empresas para examinar el futuro de Internet. Lamentablemente, la UIT la rechazó.

“El peligro que plantea la próxima Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales (CMTI-12) es que algunos Gobiernos tratarán de socavar el enfoque de múltiples partes interesadas a puerta cerrada y sin una transparencia total.
“Ciertos cambios propuestos suscitan una gran alarma en el movimiento sindical mundial, en particular, la introducción de un régimen de tarificación; requisitos para que Internet se utilice de forma ‘racional’, todos ellos cambios que deberían debatirse abiertamente; no a puertas cerradas como pretende la UIT.

"No podemos permitirnos que los intereses creados de algunos Gobiernos y empresas de telecomunicaciones sustituyan la red Internet que conocemos.

“Una red Internet totalmente controlada por los Gobiernos y por las grandes empresas contradice la esencia misma de lo que representa Internet: acceso libre y gratuito para todos.

“Estas son cuestiones sumamente importantes, que deben tratarse de una manera abierta, transparente y participativa”, afirmó Sharan Burrow.

Phillip Jennings, Secretario General de UNI Global Union, que representa a los trabajadores y trabajadoras de los sectores de telecomunicaciones e Internet, pidió a la UIT que aceptara a las organizaciones sindicales como interlocutores de pleno derecho, lo que nunca ha hecho, a pesar de las reiteradas peticiones de UNI.

La reunión con el Dr. Touré se produjo una semana después de que Equal Times lanzara la campaña mundial en línea “No a la incautación de la red” para presionar en favor de una consulta abierta sobre la regulación de Internet.

El pasado viernes, la CSI y Greenpeace manifestaron sus preocupaciones en una carta conjunta dirigida al Secretario General de la ONU Ban K-moon.

FIN

¿Qué está en juego?

En caso de aceptarse, los cambios implicarían:

- Permitir que los Gobiernos restrinjan o bloqueen la distribución de información a través de Internet
- Crear un régimen global de control sobre las comunicaciones en Internet, incluyendo la obligación de que quienes envíen o reciban información se identifiquen
- Requerir que Internet se utilice únicamente de manera “racional”
- Hacer posible que los Gobiernos bloqueen el acceso a Internet si consideran que interfiere en los asuntos internos del Estado, o que se divulga información de “carácter delicado”
- Introducir un nuevo régimen de tarificación que aumentaría los costos y desaceleraría el crecimiento de Internet, especialmente en los países más pobres.

For further information, please contact the ITUC Press Department on: +32 2 224 0204 or +32 476 62 10 18

Photo: Aranarth