Jornada Mundial por el Trabajo Decente

Con ocasión de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, un gran número de trabajadores y trabajadoras de todo el mundo han emprendido hoy acciones para que se acabe con la codicia corporativa (#End Corporate Greed), solicitando a empresas y Gobiernos que respondan por los ataques a los derechos de los trabajadores y los niveles de vida y que eliminen las enormes y crecientes desigualdades económicas existentes.

En Corea los trabajadores del transporte y otros sectores están enzarzados en una importante lucha con el Gobierno de la Presidenta Park, de tendencia antisindical, y muchos activistas están manifestándose frente a las oficinas de Samsung, empresa famosa por explotar a los trabajadores y por exponerlos a sustancias químicas tóxicas que pueden ser mortales.

La CSI ha presentado junto con Labourstart una petición de solidaridad reclamando al Gobierno que libere a los sindicalistas encarcelados y que respete los derechos fundamentales. Corea es también una prioridad en el Congreso de la Union Federation IndustriALL celebrado en Río de Janeiro, en el que ayer tomó la palabra el ex Presidente brasileño Lula. Por su parte, el ACTU de Australia se está manifestando contra el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica controlado por las corporaciones, y en Nepal también se están llevando a cabo una serie de eventos relacionados con el trabajo decente.

La CES ha lanzado en Europa un llamamiento para que la UE garantice el trabajo decente y unos salarios dignos. En las páginas web de la CSI dedicadas a la Jornada Mundial por el Trabajo Decente pueden consultarse las acciones que se están llevando a cabo en Alemania, Bélgica, Croacia, España, Estonia, Macedonia, Montenegro, los Países Bajos, Polonia, Rusia, Suiza y Ucrania, donde se están celebrando eventos en un total de 36 ciudades. Los sindicatos de los Balcanes y los países nórdicos también están organizando eventos sub-regionales.

De África se ha recibido por el momento información sobre las diversas actividades que están teniendo lugar en Burkina Faso, Comoras, Nigeria, RDC, Senegal, Sudáfrica y Zambia, y ya se tiene información de las Américas sobre los eventos y exposiciones organizados en Argentina, Bermuda, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Panamá, República Dominicana y Venezuela. A través de diversas actividades que están teniendo lugar esta semana por todo Canadá, el CLC está reclamando un salario mínimo de 15 CAD por hora y una serie de medidas en materia de empleo juvenil.

Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI, ha dicho: “La presión a nivel global para que los Gobiernos acaben con la codicia corporativa está aumentando. Las principales multinacionales son responsables de una mano de obra oculta del 94% de los trabajadores y trabajadoras en sus cadenas de suministro, y dondequiera que miremos encontramos casos de esclavitud moderna, prácticas laborales peligrosas y explotadoras y salarios de pobreza integrados en fábricas y granjas que abastecen a consumidores del mundo entero.

Los Gobiernos tienen que asumir la responsabilidad de aplicar el Estado de Derecho, tanto en sus respectivos países como en las operaciones de las corporaciones en el extranjero. Seguir sin hacer nada al respecto provocará mayores desigualdades, más muertes y lesiones en el trabajo y una mayor erosión del poder adquisitivo necesario para mantener la producción y los empleos. No es casualidad que el Trabajo Decente esté de actualidad en las redes sociales: según nuestra encuesta mundial, el 82% de las personas quieren que las multinacionales rindan cuentas por lo que está sucediendo en sus cadenas de suministro”.

For more information, please contact the ITUC Press Department on +32 2 224 02 10 or press@ituc-csi.org